• C/Corredera, 9. Lorca
  • 968477615
  • poncemar@poncemar.com

: Fundación Poncemar

Comienza la primera escuela de cuidadores familiares en Lorca

Aprenderán a actuar frente a patologías y síndromes geriátricos

Aprenderán a actuar frente a patologías y síndromes geriátricos

Fuente:La Verdad

La Concejalía del Mayor y la Fundación Poncemar de Lorca iniciaron la primera escuela de formación para cuidadores de familiares de dependientes. Esta semana se realizó la primera de las seis sesiones grupales que serán impartidas a una decena de cuidadores por profesionales de diversas áreas como psicología, educación social, enfermería…seguir leyendo

Abre en Lorca una escuela para cuidadores de familiares dependientes

Aprenderán a actuar frente a patologías y síndromes geriátricos y recibirán clases de yoga y relajación para reducir la presión que soportan

Dos personas mayores descansan en el banco de una plaza

Fuente: La Verdad

La Concejalía del Mayor y la Fundación Poncemar abrirán en mayo la primera escuela de formación para cuidadores de familiares de dependientes. La concejala María Dolores Chumillas detalla que se realizarán seis sesiones grupales impartidas a los cuidadores por profesionales de diversas áreas como psicología, educación social, enfermería, terapia ocupacional, trabajo social, derecho y fisioterapia.

Los asistentes aprenderán cómo actuar con el paciente con algún tipo de demencia, el tratamiento adecuado ante patologías y síndromes geriátricos, primeros auxilios, higiene y mantenimiento de la piel en ancianos, movilidad según el grado de deterioro, caídas y técnicas de alimentación y administración de medicamentos. Además, recibirán técnicas para reducir la presión y sortear el , por ejemplo, con clases de yoga.

La técnico de la Concejalía del Mayor Begoña Rada asegura que es primordial la asistencia psicológica para que los cuidadores afronten «el duelo» por la demencia de su familiar y puedan hablar de su día a día con otras personas en su misma situación.

Las sesiones se llevarán a cabo los martes de mayo y junio, de 10 a 12.30 horas, en el centro de formación, investigación y asistencia en materia sociosanitaria de personas mayores de la Fundación Poncemar, ubicado en el campus universitario, detalla su gerente, Luis Martínez.

Los interesados en participar deberán formalizar la inscripción antes del 29 de abril en la Concejalía del Mayor.

Poncemar abre su centro de día para ancianos en el campus universitario de Lorca

Poncemar abre su centro de día para ancianos en el campus universitario de Lorca.
La Fundación Poncemar inauguró oficialmente el miércoles 22 de Septiembre de 2021, tras varios aplazamientos debido a la pandemia, su centro de formación, investigación y asistencia sociosanitaria para personas mayores, construido en el recinto del campus universitario, en una parcela cedida por el Ayuntamiento.Es un edificio polivalente, destinado también a la investigación gerontológica y a las prácticas de los estudiantes de Enfermería y Dietética y Nutrición.

Fuente Imágenes: La Verdad

Puedes ver la noticia completa aquí

El nuevo Centro de la Fundación Poncemar inicia su actividad en el Campus de Lorca

El nuevo Centro de Formación, Investigación y Asistencia sociosanitaria para personas mayores de la Fundación Poncemar inicia su actividad en el Campus de Lorca.

El alcalde de Lorca, Diego José Mateos ha indicado que “estas instalaciones suponen un ejemplo más de colaboración entre los distintos actores públicos, las administraciones y la Fundación Poncemar tenemos un objetivo común, las cosas salen bien” y ha añadido que “hoy damos un paso importante para ofrecer una asistencia de calidad a nuestros mayores”.

22 de septiembre de 2021. El alcalde de Lorca y presidente de la Fundación Poncemar, Diego José Mateos, ha inaugurado, esta mañana, junto al presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Fernando López Miras, la vicepresidenta, Isabel Franco, y el rector de la Universidad de Murcia, José Luján, el nuevo Centro de Formación, Investigación y Asistencia en materia sociosanitaria construido por la Fundación Poncemar en el Campus Universitario de Lorca y que inicia su actividad con mayores y profesionales sociosanitarios.


Fuente Imágenes: Lorca.es

Puedes ver la noticia completa aquí

Video

La Universidad de Murcia concede la Medalla de Honor a la Fundación Poncemar de Lorca

Su decidida apuesta por el campus de Ciencias Sociosanitarias le ha valido esta distinción

Fuente: LaVerdad

La Universidad de Murcia (UMU) ha concedido su Medalla de Honor a La Fundación Poncemar de Lorca por su colaboración para el desarrollo del espectro académico y formativo del Campus de Ciencias Sociosanitarias. La facultad lorquina, promotora de la propuesta, destacó como principales méritos de la fundación la implantación de la Cátedra de Gerontología y la reciente construcción de un centro de día para ancianos que se destinará también a la formación, investigación y prácticas de los alumnos de Enfermería, Nutrición y de la futura titulación de Terapia Ocupacional.

El consorcio gestor del campus de Lorca, presidido por el consejero de Empleo, Investigación y Universidades, Miguel Motas, se sumó a la iniciativa que fue aprobada por el claustro de la UMU. El consorcio mostró su «más cariñosa felicitación» a los patronos y trabajadores de la fundación «por tan merecida medalla, por la callada y constante labor que desarrollan día a día y por su esfuerzo y capacidad de innovación».

Poncemar abriró su centro de día para ancianos en el campus universitario de Lorca

El edificio, equipado con una sala multisensorial, se destinará también a investigación y prácticas de los estudiantes

Fuente

La Fundación Poncemar ha finalizado ya las obras de construcción del centro de formación, investigación y asistencia gerontológica ubicado en el recinto del campus universitario. La inversión asciende a 1,2 millones de euros y se puso en funcionamiento en enero. El edificio, construido en una parcela de 5.000 metros cuadrados, que constan en una planta baja con un centro de día con capacidad para 32 ancianos, mientras que la planta superior está dedicada a la formación, investigación y prácticas de los alumnos de Enfermería, Nutrición y de la futura titulación de Terapia Ocupacional.

El inmueble dispone de una sala multisensorial para promover la estimulación cognitiva de los ancianos y de un apartamento con mobiliario y aseos adaptados para que los alumnos puedan realizar sus prácticas.; un área infantil para facilitar los encuentros intergeneracionales y la promoción de programas de educación social, destacó el gerente de la fundación, Luis Martínez. La nueva construcción está conectada con el resto de edificios universitarios a través de jardines para promover el acercamiento de los estudiantes a este espacio y potenciar las relaciones entre jóvenes y personas mayores.

El alcalde, Diego José Mateos, presidente del patronato de la Fundación Poncemar, dijo durante la visita que el centro aspira a convertirse en «un referente en materia sociosanitaria, en el que se puedan llevar a cabo pruebas de carácter investigador, a la vez que ofrecer formación en materias como la cronicidad y el envejecimiento».

 

Primera piedra del centro de asistencia para personas mayores Fundación Poncemar en el campus Lorca de la UMU

El 26 de febrero de 2020 tuvo lugar el acto de la 1ª piedra del Centro de Formación, Investigación y Asistencia en materia sociosanitaria de personas mayores de la Fundación Poncemar en colaboración con el Ayuntamiento de Lorca Universidad de Murcia Consejería De Educación, Cultura y Universidades, Murcia.

La Fundación Poncemar apuesta firme con Lorca, las personas mayores y la especialización en Geriatría del Campus de Lorca.

 

Banco Poncemar de Voluntariado

 Una treintena de voluntarios de Poncemar hacen compañía a personas mayores.

Fuente

«Es como si tuviera muchas abuelas», dice Melina Vélez, estudiante de Enfermería, una de las voluntarias de la Fundación Poncemar que forma parte de la iniciativa puesta en marcha para aliviar la soledad no deseada de personas mayores. Acude cada semana a su encuentro intergeneracional en la residencia de ancianos de San Diego, en Lorca, donde la esperan en el patio una decena de octogenarias, en esta ocasión para la lectura de ‘El conde de Montecristo’, de Alejandro Dumas. «Cada una leemos una página y al final hacemos un comentario. Ya nos queda poco para terminar el libro», explica con entusiasmo María de los Ángeles Alonso, una de las residentes. «Me gusta que venga gente joven a vernos porque, si no, el día se hace demasiado largo», añade.

La Fundación Poncemar creó el pasado mes de abril el Banco de Voluntariado para el acompañamiento a personas mayores en situación de vulnerabilidad, abierto a quienes deseen dedicar su tiempo libre a mejorar la calidad de vida de los ancianos. Un total de 35 personas, sobre todo estudiantes y personas de mediana edad, se han sumado a la iniciativa. Acuden, además de a San Diego, a la residencia Domingo Sastre, al hospital Virgen del Alcázar, el centro de día de la Fundación Poncemar y a una docena de domicilios particulares. Cada uno elige la actividad que desea hacer y su periodicidad, según el tiempo libre del que disponga.

Además de la lectura, otras actividades para frenar el deterioro de la capacidad cognitiva de las personas mayores que realizan son talleres de manualidades, jugar una partida de bingo o simplemente darles conversación y ponerles al día de la actualidad. «Se adaptan al perfil de los destinatarios, que suelen ser muy receptivos a estas presencias externas», confirma a LA VERDAD la directora de la residencia San Diego, María José Navarro.

Formación y compromiso

Otras 20 personas se encuentran recibiendo una formación previa para incorporarse al banco de voluntarios, que concluye con la firma de un compromiso de voluntariado. Aprenden a tratar a los ancianos según el tipo de envejecimiento y las limitaciones que sufran, asegura la psicóloga de la fundación, Ana Giménez. «Estamos muy satisfechos con la buena acogida de este proyecto», admite.

No reciben prestación económica alguna, pero a los universitarios se les reconoce con créditos CRAU de la Universidad de Murcia (por participar en actividades culturales y sociales) y el resto puede canjear ese tiempo empleado por descuentos en comercios y servicios de ocio y tiempo libre que se hayan adherido a la iniciativa de la fundación.

Giménez destaca que esta compensación queda en segundo plano porque lo más importantes es que siempre se crea un vínculo entre los voluntarios y los ancianos. Melina no puede ocultar su debilidad por Isabel Ruiz, otra residente de San Diego, que empieza a acusar los primeros síntomas de la enfermedad de alzhéimer. «Le he cogido mucho cariño; es como si fuera de mi familia», reconoce.

 

Ya está aquí la lotería de Navidad

Volvemos a participar un año mas con nuestro número habitual, y con la ilusión de siempre.

El número ya está disponible en el Centro de Día de la Fudación Poncemar y en el Parking de la Alameda Menchirón.

Volvemos con nuestro número habitual, el 33148, si tu también quieres participar con un décimo, no dudes en acercarte a vernos, donde estaremos encantados de ofrecértelo.

 

¡Gracias a todos por vuestra colaboración!

¿Te gustan las actividades que realizamos en el centro de día? Puedes ver todas las fotos  aquí.

La Fundación Poncemar pone en marcha el Banco de Voluntariado para el acompañamiento de personas mayores de nuestro municipio

La Fundación Poncemar pone en marcha el Banco de Voluntariado para el acompañamiento de personas mayores de nuestro municipio

Todas aquellas personas que pasen tiempo con ‘nuestros abuelos’ no recibirán ninguna prestación económica, pero sí la opción de canjearlo por descuentos en comercios y servicios de ocio y tiempo libre adheridos a este programa.

La concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Lorca, María Dolores Chumillas ha presentado esta mañana junto a Ana Giménez Oliver, Psicóloga de la Fundación Poncemar, la directora de la Residencia San Diego, María José Navarro Sánchez, la Gerente del Hospital Virgen del Alcázar, Mª Dolores Lafuente, y a la directora de la Residencia Domingo Sastre, Juana María llamas, el Programa del Voluntariado de acompañamiento a personas mayores de Lorca, en situación de vulnerabilidad, puesto en marcha por esta entidad con la colaboración del Ayuntamiento de Lorca, quien, a través de la Concejalía del Mayor, contribuye a la difusión y consolidación de este voluntariado.

La edil de Servicios Sociales ha señalado que “el objetivo principal de este programa es aliviar la soledad no deseada a través de la promoción de un servicio de voluntariado esencialmente intergeneracional, fomentando para ello la autonomía y la mejora de la calidad de vida de las personas mayores a través de formación, desarrollo de habilidades y ocio, procurando un envejecimiento activo y saludable”.

Chumillas ha recordado que “el programa Banco Poncemar de Voluntariado está abierto a todas las personas, sin distinción de edad, que quieran poner a disposición su tiempo libre, ofreciendo compañía a los mayores de nuestra ciudad”.

Por su parte, la psicóloga de la Fundación Poncemar, Ana Giménez ha explicado que “la expresión de ‘Banco’ se utiliza simbólicamente ya que el voluntario, no recibe ninguna prestación económica, sino la opción de canjear ese tiempo empleado por descuentos en comercios y servicios de ocio y tiempo libre adheridos al voluntariado”.

Giménez ha detallado que “los centros que forman parte de este voluntariado y colaboran activamente en su ejecución, sin los que no sería posible, son Hospital Virgen del Alcázar, Residencia San Diego, Residencia Domingo Sastre del IMAS, así como el Servicio de Ayuda a Domicilio y Centro de Día de la Fundación Poncemar”.

El voluntario, previa formación, recibe unas claves específicas y a través de nuestra web registra su voluntariado en atención a la disponibilidad de los centros donde el servicio se presta. La Fundación Poncemar persigue con este programa crear una Lorca más solidaria y amigable, combatiendo la soledad y la exclusión social de las personas mayores.

La concejala de Servicios Sociales y Oenegés ha animado a todos a participar de este programa de voluntariado en el que además de acompañar a nuestros mayores podremos disfrutar de la experiencia de compartir las vivencias y andanzas de nuestros abuelos, así como establecer unos lazos de unión entre personas de diferentes generaciones.

Fuente